Economía

publicidad
18 de febrero de 2013 • 06:00 PM

El "prisionero X" pudo haber filtrado secretos del Mossad-medios

ZONAS - Asia

 

CANBERRA (Reuters) - Un supuesto agente del Mossad que murió en una cárcel israelí en 2010, conocido como "prisionero X" fue detenido por sus jefes israelíes ya que creían que podía haber comunicado a la agencia de inteligencia australiana su labor con el espionaje israelí, informaron el lunes los medios australianos.La Australian Broadcasting Corp (ABC) dijo que Ben Zygier, de 34 años y poseedor de doble nacionalidad australiana-israelí, se había reunido con responsables de la agencia de espionaje australiana ASIO y les había facilitado detalles de una serie de operaciones del Mossad.Citando fuentes no identificadas, ABC, que dio la primicia sobre la detención secreta de Zygier y su muerte en prisión, dijo que en uno de sus cuatro viajes a Australia, Zygier también había solicitado un visado de trabajo en Italia.Pero al Mossad le preocupó el descubrir que Zygier había tenido contacto con la agencia de espionaje australiana, informó la ABC, que añadió que le inquietaba pensar que podía haber pasado información sobre una importante información planeada para Italia.La cadena de televisión dijo que Zygier era uno de los tres australianos que cambiaron sus nombres varias veces y tomaron nuevos pasaportes australianos para viajar a Oriente Próximo y Europa para su trabajo en el Mossad.El caso, marcado por el secretismo, ha planteado dudas en Australia e Israel sobre el supuesto uso del Mossad de nacionales de doble nacionalidad.Diputados israelíes anunciaron el domingo planes de investigar la muerte de Zygier, que un juez determinó como un suicidio. El ministro de Exteriores australiano, Bob Carr, inició una investigación sobre la gestión que su departamento hizo del caso.El primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, pidió el domingo reducir la atención mediática sobre el caso y dijo que "confiaba absolutamente" en los servicios de seguridad de Israel y en lo que calificó como un sistema de supervisión legal independiente bajo el cual operaban.El fiscal general australiano, Mark Dreyfus, el responsable del ASIO, dijo el lunes que no haría comentarios sobre asuntos de inteligencia o sugerencias de que el ASIO había expuesto la identidad de Zygier.También dijo que no veía necesidad de revisar cómo gestionaron el caso las agencias de inteligencia."No he visto ninguna necesidad de que una revisión así se realice en el departamento de la Fiscalía General", dijo a periodistas.

Reuters