inclusão de arquivo javascript

 
 

Economia » Noticias

 Estudio revela que marcas en Chile venden "falso" yogurt

29 de Enero de 2010 • 11:33hs

SANTIAGO, enero 29.- Las siete marcas de yogurt con mayor presencia en los supermercados nacionales fueron puestas a prueba. Los resultados son alarmantes. Ninguna de las muestras analizadas cumple con los requisitos para que el producto en cuestión sea catalogado como yogurt. La falta de bacterias acido-lácteas hace que estos no sean más que un tipo de leche ácida, la cual no brinda los principales beneficios que este producto debe ofrecer a los consumidores.

Un estudio de ODECU (Organización de Consumidores de Chile) demostró que las nueve muestras de yogurt analizadas no son realmente yogurt. Estas provenían de las siete marcas de yogurt más comunes en supermercados (Calán, Colun, Nestlé, Parmalat, Soprole, Surlat y Yoplait). Los análisis microbiológicos que determinaron estos resultados fueron realizados por el Instituto de Nutrición y Tecnología de los Alimentos (INTA).

El objetivo del estudio fue analizar el contenido de estos lácteos y evaluar su calidad de acuerdo a lo establecido en el Reglamento Sanitario de los Alimentos y la Norma Chilena 2560. En ésta se menciona que, para ser yogurt, el producto debe tener leche pasteurizada de vaca y cultivos constituidos por las bacterias Lactobacillus bulgaricus y Streptococus termophilus. Estas desencadenan una reacción química que transforma la lactosa (azúcar de la leche) en ácido láctico. La acumulación de este ácido modifica las proteínas de la leche, lo que le da la consistencia de yogurt.

Los resultados del estudio revelan que las muestras analizadas no contienen Lactobacillus bulgaricus ni Streptococus termophilus, por lo cual no pueden ser catalogados como yogurt. La acción de estos microorganismos es la que permite que el consumo de yogurt restablezca la flora intestinal y mejore la digestión, características funcionales que hacen recomendable el consumo de este producto.

"Muchos padres sustituyen la porción de leche de sus hijos por un yogurt, sin saber realmente qué les están dando. Es una falta gravísima, por parte de las empresas, vender productos etiquetados como yogurt, siendo que no lo son", explicó el presidente de ODECU, Stefan Larenas.

Por otro lado, los más perjudicados son los que sufren de intolerancia a la lactosa. Para muchas de estas personas, ante la imposibilidad de consumir leche, el yogurt es un producto que les brinda el calcio en su dieta diaria. Esto, porque los Lactobacillus bulgaricus y Streptococus termophilus transforman la lactosa en ácido láctico, el que puede ser consumido sin inconvenientes por estas personas. Sin embargo, si el producto no contiene estas bacterias acido-lácticas, ingerirlo puede ocasionar molestias a este sector de la población.

"Un producto que no contiene estos microorganismos no es yogurt, sino que se trata simplemente un tipo de leche ácida y pierde todas las propiedades benéficas que un verdadero yogurt brinda al que lo consume. Eso es lo que hoy se vende en Chile", agregó Larenas.

EL ESTUDIO

Para determinar las muestras que se analizarían, entre el 21 de septiembre de 2009 y el 16 de octubre de 2009 se efectuó un sondeo en las principales cadenas de supermercados: Ekono., Jumbo, Lider, Monserrat, Santa Isabel, Tottus y Unimarc. En noviembre, las muestras fueron compradas anónimamente, como lo haría un consumidor común.

Las muestras analizadas corresponde a yogurt semidesdremado marca Calan; yogurt batido de las marcas Colún, Nestlé, Soprole y Surlat; yogurt descremado diet marca Parmalat; yogurt diet marcas Soprole y Surlat; y yogurt light marca Yoplait.

Según la normativa vigente, en el Art. 220 del Reglamento Sanitario de Alimentos, la definición de yogurt es "el producto lácteo coagulado obtenido por fermentación láctica mediante la acción de Lactobacillus bulgaricus y Streptococcus thermophilus, a partir de leches pasteurizadas enteras, parcialmente descremadas o semidescremadas, leches en polvo enteras, parcialmente descremadas o semidescremadas, o una mezcla de estos productos".

Asimismo, la norma chilena 2560 (NCh2560), señala que "yogurt es un producto lácteo obtenido por coagulación ácida derivada de la fermentación láctica de las bacterias Lactobacillus delbrueckii subsp. bulgaricus y Streptococcus salivarius subsp. termophilus y otras permitidas sobre la leche, con o sin aditivos opcionales autorizados. Los microorganismos, en el producto, deben ser viables y en cantidad superior a 1 x 106 UFC/g. El producto debe tener las propiedades físicas, químicas y sensoriales específicas de que indica la norma".

INVERTIA
Todos los derechos de reprodución y representación son reservados.