Economía

publicidad
07 de mayo de 2013 • 07:23 AM

Tres mujeres desaparecidas durante una década halladas vivas en EEUU

ZONAS - América del Norte - EE.UU

 

CLEVELAND (Reuters) - Tres mujeres de Ohio que se creía que fueron secuestradas en casos separados hace aproximadamente una década fueron halladas vivas el lunes en una casa de Cleveland cerca de donde se las vio por última vez, y tres hermanos fueron detenidos como sospechosos de sus desapariciones, dijo la policía.La policía dijo que conoció el paradero de las mujeres tras una desesperada llamada de emergencia de una de ellas, Amanda Berry, momentos después de ser liberada por un vecino que dijo que la escuchó gritar y acudió en su ayuda."¡Ayúdenme! Soy Amanda Berry. ... He sido secuestrada yhe estado desaparecida durante 10 años y estoy aquí. Estoy libre ahora", se escucha decir a Berry, ahora de 26 años, en una grabación de su llamada al operador 911 difundida por la policía y colgada en la página web del diario Cleveland Plain Dealer.Durante la llamada, dio el nombre de su supuesto raptor, dijo que "estaba fuera de la casa" y pidió a la policía que acudiese rápidamente. También indicó que sabía que su desaparición había aparecido con profusión en los medios.El vecino, Charles Ramsey, dijo en una entrevista a la CNN que cuando llegó, Berry parecía desesperada por abrir la puerta y salir al exterior."Vi a esta chica aporreando la puerta e intentando salir", dijo, añadiendo que se quedó asombrado cuando se identificó."Pensé que esa chica estaba muerta", dijo. También dijo que Berry había salido de la casa con una niña pequeña.Berry fue vista por última vez a la salida de su trabajo en un restaurante de comida rápida la víspera de su 17º cumpleaños en abril de 2003.Las otras dos mujeres encontradas fueron identificadas por las autoridades como Gina DeJesus, de 23 años, que desapareció en 2004 con 14 años mientras caminaba hacia el colegio, y Michelle Knight, que se dijo que tendría entre 18 y 20 años cuando se la dio por desaparecida en 2002. Las tres residían en el lado oeste de Cleveland, la misma zona donde han aparecido finalmente.La desaparición de Knight no atrajo la atención de los medios locales como en los casos de Berry y DeJesus. Su abuela, Deborah Knight, dijo al Plain Dealer que algunos miembros de la familia había llegado a la conclusión, basada en suposiciones de la policía y trabajadores locales en aquel momento, de que había huido.Sin embargo, su madre Barbara Knight, que ahora vive en Florida, dijo al diario que nunca creyó que su hija desapareciese sin dejar rastro y que estuvo buscándola mucho tiempo después deque la policía abandonase la búsqueda."Rezo porque sea ella y regrese conmigo, para que la pueda ayudar a recuperarse de todo lo que ha pasado", dijo la madre al diario. "Muchas cosas han pasado en estos 10 años. Tiene una hermana menor que no conoce".El descubrimiento de las tres mujeres recuerda al caso de Jaycee Dugard, que fue secuestrada en su casa del norte de California con 11 años por un delincuente sexual convicto, Phillip Garrido, que la mantuvo en cautividad durante 18 años hasta su rescate en 2009.Durante ese tiempo fue violada por su raptor repetidamente y dio a luz dos niñas.Las tres mujeres fueron trasladadas al hospital, donde se dijo que "parecían estar en buenas condiciones".Una médico del centro sanitario no quiso comentar o confirmar a los medios si dos niñas pequeñas fueron encontradas junto con las mujeres.Los sospechosos, de 50, 52 y 54 años, fueron detenidos tras la información facilitada por los investigadores de las tres mujeres tras su rescate, según el subinspector de policía de Cleveland, Ed Tomba. Uno de los hombres fue identificado posteriormente como Ariel Castro, de 52, que ha trabajado como conductor de autobús para colegios públicos de Cleveland.Un ambiente de júbilo invadió la ciudad, donde se corrió la voz de la liberación de Berry y DeJesus, especialmente en el barrio de clase trabajadora, muy latino, donde docenas de residentes vivían cerca de la casa donde fueron encontradas.Una concejal de la ciudad Dona Brady, amiga de la familia de Berry, dijo a Reuters que la desconsolada madre de Berry no vivió para ver a su hija rescatada. "Literalmente murió con el corazón roto", dijo Brady, añadiendo que la madre tenía 47 años cuando falleció.Un tío del sospechoso, César Castro, propietario de una tienda de comestibles en la misma calle, señaló que Ariel Castro era propietario de la casa donde fueron halladaslas mujeres. Dijo que su familia y la familia de DeJesus "crecieron juntos"."Todo el mundo está impactado", sostuvo Castro, quien señaló que Ariel Castro era un "buen chico" y un músico que tocaba el bajo.La policía informó de que uno de los sospechosos era el propietario de la casa, mientras que los otros dos vivían en otras direcciones en la misma zona.El alcalde de Cleveland, Frank Jackson, dijo: "Estoy agradecido de que Amanda Berry, Gina DeJesus y Michelle Knight hayan sido halladas vivas"."Tenemos muchas preguntas sin respuesta en este caso, y la investigación seguirá en marcha", añadió.

Reuters