2 eventos en vivo

¿Cómo prestar dinero a amigos sin perder la relación?

Mira estos consejos que te serán de mucho utilidad y evitará que pierdas amigos.

21 sep 2016
13h22
actualizado a las 13h22
  • separator
  • comentarios

Un préstamo entre conocidos es bueno porque no implica intereses altos ni comisiones por apertura, pero como con todo lo relacionado con dinero, puede traer problemas.

Foto: iStock

Seguramente escuchaste la historia de algún ser querido que le prestó dinero a una “persona de confianza” y esta no solo nunca lo devolvió, sino que la relación terminó.

Dado que no existe ninguna institución que avale, regule y supervise los préstamos entre conocidos, no hay forma de asegurar que tu amigo o primo te devolverán tu dinero.

En los préstamos informales, una forma de hacer que la otra parte te pague es pedirle que te firme un pagaré y en caso de que ya no quiera pagar, proceder legalmente para recuperar tu dinero. Pero eso implicaría recurrir a la vía jurídica. En caso de que la persona no tenga el dinero para cubrir la deuda, el juez podrá embargar algunos de sus bienes. Si no quieres perder tu relación, hay otras formas de prevenir:

1. ¿El dinero que prestas no sacrificará tu nivel de vida? Si otorgas un préstamo a un amigo, a costa de que tú comas atún por el resto del mes, mejor no lo hagas. Estarás desamparado financieramente en caso de una emergencia y terminarás resentido con tu amigo por haber sacrificado tu nivel de vida. No necesitas esa clase de negatividad en tu vida.

2. ¿Qué te importa más: el dinero o la amistad? Aunque se trate de tu mejor amigo, al que conoces desde pequeños, siempre existe la posibilidad de que no te pague. Antes de dar un préstamo, piensa que te importa más, si tener tu dinero o su amistad. Si le niegas el dinero a tu amigo, probablemente se enfade, pero si le prestaste y jamás lo devolvió, hiciste un acto de caridad.

3. No cometas el mismo error dos veces. Un conocido al que le prestaste dinero antes y no te lo pagó, tiene el valor de recurrir a ti. No importa las excusas que te dé, no caigas en ellas. Actúa como un banco y considera que esta persona no tiene un buen historial crediticio, así que no le des el dinero. Será un acto de frialdad, pero mantendrá tu dinero dónde debe estar.

Antes de prestarle dinero a un conocido, recuerda esta frase: “Presta el dinero que estás dispuesto a perder”. Te hará pensar dos veces antes de ser un alma caritativa.

Con información de ComparaGuru.com

LO MÁS VISTO EN TERRA TV:

Terra

compartir

comentar

  • comentarios
publicidad
publicidad