0

Conoce 7 consejos básicos para ser un experto en regateo

Si bien todos conocemos que es el “regateo”, no todos nos atrevemos a llevarlo a la práctica y peor aún, muy pocos admitimos haberlo hecho

30 oct 2015
00h21
actualizado el 5/11/2015 a las 17h49
  • separator
  • comentarios

Es importante entender que regatear no siempre está relacionado con la falta de dinero, muchas veces es por el gusto de sentir que realizamos “una buena compra”.

La generosidad es un valor, sin embargo, debes ser generoso a medida de tus posibilidades, si no, tu cartera será la principal afectada.
La generosidad es un valor, sin embargo, debes ser generoso a medida de tus posibilidades, si no, tu cartera será la principal afectada.
Foto: Getty Images

En culturas como la china, el regateo (en ciertos lugares) es casi un deporte, entrar a un mercado y negociar un precio es tan emocionante para el comprador y vendedor que si piensas irte con la primera oferta que te hacen es muy probable que no te vendan nada, solo porque les niegas la adrenalina que les causa el negociar el precio contigo.

Regatear es una palabra de uso común en México, para describir una negociación sobre un producto que no tiene precio fijo. Realizar un buen regateo desarrolla habilidades de negociación importantes que al final solo se traducen en una palabra: AHORRO.

Aquí van 7 consejos para realizar la mejor negociación y sacarle el mayor provecho a tus compras. ¡Ojo! Recuerda que el regateo se practica en lugares específicos como mercados, tianguis o ventas al aire libre en donde los precios son flexibles.

1. Primero compara precios en más de un establecimiento. Al llegar a un lugar, date tiempo de conocer la oferta de productos y el valor que tiene el producto que buscas en 4 o más lugares diferentes.

2. Establece un mínimo y un máximo en tu mente. Como en toda negociación se gana y se pierde, habrá que ponerse límites mínimos y máximos para quedar conforme con el precio final de tu producto y no caer en arrepentimientos por haber pagado mucho. Al final, un producto cuesta dependiendo del valor que tiene para ti.

3. Si no hay idea, ofrece un mínimo. Muchas veces no nos imaginamos lo que cuestan las cosas, y menos si no hay un precio fijo. Ofrece un mínimo y si el vendedor lo considera poco te dejará ir. Con ello sabrás que debes ofrecer más al próximo, si le interesa tu oferta ese será tu margen y a partir de ahí no permitas que suba mucho la oferta.

4. Si piensas comprar más de una cosa, dilo hasta el final. Sabemos que por volumen es más barato, sin embargo no digas desde el principio que piensas comprar varias cosas, espérate a obtener el mayor descuento del primer objeto y después de haberlo establecido comenta que quieres otro descuento porque llevarás volumen.

5. Siempre actúa como que no necesitas el producto. Así como el regatear es un arte, el vender también lo es; los vendedores son expertos en leerte desde que entras a su local y saben tomar ventaja si ven que te encantó su producto porque al final te cueste lo que te cueste lo vas a comprar.

6. Si ya te cansaste, muestra el dinero. Puede pasar que la negociación no vaya muy bien y ya estés un poco cansado, si es así muestra la cantidad máxima que estás dispuesto a pagar, un vendedor es más sensible al ver tangible el dinero pues revela tus verdaderas intenciones de comprar y les asegura que no solo estás ¨viendo¨.

7. Ten en cuenta que el vendedor nunca pierde. Con tal de negociar un precio más alto el vendedor usará tácticas de sensibilización para hacerte creer que “apenas hace negocio”, entiende que un vendedor jamás dará gratis su trabajo y que si no regateas en ciertas cosas, es muy probable que te tomen el pelo en cuanto al valor de un producto.

Ahórrate la pena y tu dinero, la próxima vez que puedas intenta regatear y ahorra dinero.

LO MÁS VISTO EN TERRA TV:

El hombre más obeso del mundo, operado sin complicaciones

ComparaGuru.com ComparaGuru.com

compartir

comentar

  • comentarios
publicidad
publicidad